La inocuidad de los alimentos y su importancia en la salud de los niños
Inicio > Padres >

De acuerdo con un artículo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), "El alimento contaminado está vinculado a la muerte estimada de 2 millones de personas al año - en su mayoría niños". Como respuesta a estas alarmantes cifras, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que el Día Mundial de la Salud 2015 a celebrarse el próximo 7 de abril, tendrá como tema la inocuidad de los alimentos.


Gran variedad de los alimentos que consumimos son producidos o mejorados por la acción microbiana, por ejemplo productos de la leche como el queso, mantequilla, nata y yogurt son producidos por fermentación bacteriana. A pesar de esto, el crecimiento incontrolado y no deseado de microorganismos destruye gran cantidad de alimentos. El consumo de alimentos contaminados puede producir enfermedades muy serias a adultos y niños tales como infecciones o intoxicaciones alimentarias.

Dado que los alimentos son material orgánico, pueden proveer nutrientes para el crecimiento de una amplia gama de bacterias así como lo hacen para los humanos. Las características físicas y químicas de los alimentos determinan su grado de susceptibilidad a la actividad de los microorganismos. Con respecto a la alteración, los alimentos puedes clasificarse en tres categorías principales:
  • Alimentos perecederos: entre los que se encuentran la mayoría de los alimentos frescos como frutas y verduras

  • Alimentos semiperecederos: como los tubérculos (papas, yuca, remolacha, etc.)

  • Alimentos no perecederos: como la harina y el azúcar que tienen un bajo contenido de agua y pueden ser almacenados por largos períodos.
Para prevenir el consumo de alimentos que se encuentren contaminados con microorganismos se deben tomar medidas sanitarias muy rigurosas. Un buen ejemplo de estas medidas son las establecidas por la OMS para la oferta de alimentos más seguros, que brinda una orientación práctica a los proveedores y los consumidores para la manipulación y preparación de alimentos:
  • Clave 1: Manténgalo limpio
  • Clave 2: Separe los alimentos crudos de los cocinados
  • Clave 3: Cocine los alimentos completamente
  • Clave 4: Mantenga los alimentos a temperaturas seguras
  • Clave 5: Use agua y materias primas seguras.
Incorporar estas sencillas reglas a nuestros hábitos puede reducir notablemente las probabilidades de sufrir infecciones o intoxicaciones alimentarias. Y, dado que las costumbres son más fáciles de incorporar en la rutina en edades tempranas, es indispensable presentar estas claves a los niños. Introdúzcalo a la higiene alimentaria dejándolo ayudar en la cocina a la hora de preparar la comida: enséñele a lavar sus manos antes de manipular cualquier alimento, a limpiar las verduras y/o frutas que utilizarán para la comida, muéstrele cómo saber que las carnes estén bien cocidas. En fin, promueva una participación activa de los niños en los procesos de preparación de los alimentos y de esta forma, quedaran grabadas y asimiladas las reglas básicas de sanidad que todos debemos adoptar en nuestra vida diaria.

Les recomendamos acceder al link: https://www.youtube.com/watch?v=ULZSfFVpLtQ para observar un video publicado por la OMS para ayudar a explicar las 5 claves descritas anteriormente de forma didáctica y que le ayudará a exponer el tema a su hij@.

Recuerde también que el ejemplo es el mejor de los maestros. Por esto nada le enseñará mejor a su hijo a lavarse las manos que verlo haciéndolo.


Fuentes

Departamento de Educación y Prevención SAV
Lic. Carina Nava
nutricion@sociedadanticancerosa.org



Inicio > Padres >   Ir al principio



 

Sociedad Anticancerosa de Venezuela - RIF: J-00056059-5
Calle Jalisco, entre ppal de Las Mercedes y calle La Cinta,
Edif. La Colonia, piso 1, Las Mercedes, Caracas, Venezuela
Teléfono: (+58.212) 950.3231
E-Mail: educacion@sociedadanticancerosa.org
Diseño gráfico
realizado por:
Material
impreso: 
Desarrollado por:

Promoción y
juegos multimedia: