Diabetes infantil
Inicio > Padres >

La Diabetes Mellitus tipo 1 es una enfermedad que padecen muchos Niños. Se produce por tener una insuficiente cantidad de una hormona llamada Insulina, que es necesaria para normalizar el nivel de azúcar (glucosa) en la sangre, por eso, el diabético tiene unos niveles de glucosa en sangre (glucemia) superiores a los normales.

TIPOS DE DIABETES

Existen varios tipos de diabetes. En el niño casi el 90% padecen una Diabetes Mellitus tipo 1 debido a un déficit de producción de insulina.

Es conveniente saber que hay otro tipo de Diabetes Mellitus, la tipo 2, que no precisa insulina para su tratamiento y que se da mayormente en adultos.

EPIDEMIOLOGÍA
EN DIABETES TIPO 1


La diabetes mellitus tipo 1 es una enfermedad que cada vez se presenta con más frecuencia; esto quiere decir probablemente que los factores ambientales que junto con los genéticos determinan la aparición de la enfermedad, están produciendo una mayor influencia. Su estudio podría permitir detectar precozmente y quizá prevenir algunos casos de diabetes.


COMO EL CUERPO UTILIZA LOS ALIMENTOS.

El primer paso para comprender la diabetes es entender cómo el cuerpo utiliza el azúcar, los alimentos que lo proporcionan y las consecuencias de la falta de Insulina.

Las personas necesitamos tomar alimentos que nos van a proporcionar la energía necesaria para el funcionamiento de los diversos órganos del cuerpo (corazón, cerebro, riñones, músculos, etc.), permitiendo a su vez renovar las partes del organismo que se van gastando; en los niños los alimentos tienen además una función importante como es la de permitir el crecimiento y desarrollo del cuerpo.

Los alimentos no pueden ser aprovechados directamente por el organismo, el aparato digestivo (estómago e intestino) se encarga de transformarlos en sustancias más pequeñas (transforman los hidratos de carbono en un azúcar llamada glucosa) que pueden así pasar a la sangre para ser utilizados adecuadamente.

La corriente sanguínea lleva glucosa hasta las células y éstas la utilizan como fuente de producción de energía inmediata y la sobrante se almacena en el hígado y músculos en forma de Glucógeno, constituyendo una energía de reserva. Por fin, cuando estos depósitos ya están llenos, el exceso de glucosa se transforma en grasa y se acumula.

Las proteínas se utilizan fundamentalmente para el crecimiento y desarrollo en los niños, y para reponer las partes gastadas del cuerpo.

Las grasas constituyen la energía de reserva del organismo.



FLUCTUACIONES NORMALES DE LA GLUCOSA

Como la glucosa es tan importante para que el cuerpo humano pueda realizar sus funciones, éste intenta mantenerla en la sangre en valores próximos a 70-110 mg/dl.

Ya hemos visto que después de las comidas los hidratos de carbono son transformados en el tubo digestivo en glucosa que es absorbida al torrente sanguíneo. La glucemia asciende después de las comidas (1-2 horas después como término medio) y esto origina la respuesta del páncreas que envía Insulina para introducir la glucosa en las células, permitiendo así tener de nuevo un valor de glucosa en sangre normal (70-110 mg/dl.).


La frecuencia con que deben hacerse las glucemias capilares (o digitales) así como las cetonurias es diferente según cada niño con diabetes. Generalmente es un acuerdo entre la persona encargada del cuidado del niño y el equipo asistencial en función del tipo de información que se necesita tener para ajustar el tratamiento.

QUÉ OCURRE DURANTE EL AYUNO

Cuando hace varias horas que no se ha comido y la glucosa sanguínea comienza a descender, el cerebro envía órdenes a ciertas glándulas del organismo para que liberen sustancias hormonales (Glucagón, Adrenalina, Cortisona y Hormona del Crecimiento) que consiguen, al actuar sobre el hígado y los músculos, liberar la glucosa almacenada en ellos y aumentarla en la sangre.


Cuando la glucosa sanguínea es baja y el almacenamiento de glucosa en hígado y músculos también es bajo, entonces la mayoría de la energía procede de la degradación de la grasa. Esto sucede en el ayuno prolongado y por eso se adelgaza durante la privación de comida.

Cuando la grasa se usa como principal fuente de energía, el hígado la convierte en cuerpos cetónicos, entre los que se encuentra la acetona, y van a la sangre y de ahí son eliminados por la orina y por el aliento.

LA INSULINA

Veíamos como en el cuerpo humano la corriente sanguínea lleva la glucosa hasta las células para ser consumida por éstas como fuente de energía, o para almacenarse, pero, LA GLUCOSA NO PUEDE ENTRAR EN LAS CÉLULAS SI NO EXISTE UNA "LLAVE", QUE ES LA INSULINA.


La insulina se produce en una glándula del organismo llamada: PÁNCREAS

El páncreas libera la Insulina a la sangre siempre en relación a la cantidad de glucosa que hay en ella, así, cuando la glucemia se incrementa después de las comidas, se origina la respuesta del páncreas que también incrementa la liberación de insulina, la cual conduce la glucosa al interior de las células.


DÉFICIT DE INSULINA

Cuando se tiene menos cantidad de Insulina por no funcionar bien el páncreas, se dificulta el transporte de la glucosa al interior de las células de los órganos y ésta queda en la sangre, aumentando su nivel por encima de valores normales, y a la vez las células no tienen energía suficiente para funcionar adecuadamente.

Ante esta situación, el organismo utiliza como fuente de energía a la grasa por lo que se producen cuerpos cetónicos.

MANIFESTACIONES DE LA DIABETES

De todo lo anteriormente mencionado pueden comprenderse los síntomas y signos que tiene el niño cuando inicia su diabetes.
  1. Se acumulan cantidades importantes de glucosa en la sangre por no tener insulina. Las células piden energía y el organismo la envía desde los depósitos de glucosa. A esta elevación de la glucosa en la sangre la llamamos HIPERGLUCEMIA.


  2. Cuando la glucosa se eleva en la sangre por encima de un determinado nivel, aparece en la orina. A la presencia de glucosa en la orina se le llama GLUCOSURIA.


  3. Para que la glucosa pueda eliminarse por la orina es necesario que se disuelva en cantidades importantes de agua, por esta razón, el diabético orina muchas veces y en grandes cantidades. A esto se le llama POLIURIA.


  4. Para compensar la pérdida de agua por la orina, el diabético tiene mucha sed, incluso a veces por la noche. A este síntoma se le llama POLIDIPSIA.

  5. Al no poder ser utilizada la glucosa, las células reclaman energía y el diabético trata de compensarlo aumentando la cantidad de alimento ingerido. A este incremento del apetito se le llama POLIFAGIA.

  6. Al no tener las células la energía suficiente que les proporciona la glucosa, por no transportarla la insulina a su interior, tienen que utilizar la energía que les proporcionan las grasas, y el desecho o residuo de esta energía son los cuerpos cetónicos que se eliminan por la orina. A esto se le llama CETONURIA.

    El niño que no es diabético también puede presentar cetonuria por no tomar suficientes hidratos de carbono en los alimentos.

  7. Aunque el niño diabético coma más, las células no tienen energía suficiente, originándose la movilización de sus energías de reserva y por ello el diabético adelgaza y se cansa.
Todos estos síntomas son los que hacen sospechar la existencia de una diabetes. Para confirmarla es necesario hacer un análisis de la glucosa en la sangre y orina. Una vez diagnosticada es preciso comenzar inmediatamente su tratamiento con insulina. De igual forma modificar hábitos y conductas que no ayuden al control de la diabetes, así como incorporación de nuevos hábitos como la actividad física, empezar a enseñar al niño autocontrol con la ayuda y supervisión de los padres tanto en su dieta como en los niveles de insulina.

Licenciada en Nutrición y Dietética
Liana Andrea Izarra Avendaño.
M.S.D.S 3406.
C.N.D.V 3566.
nutricion@sociedadanticancerosa.org



Inicio > Padres >   Ir al principio



 

Sociedad Anticancerosa de Venezuela - RIF: J-00056059-5
Calle Jalisco, entre ppal de Las Mercedes y calle La Cinta,
Edif. La Colonia, piso 1, Las Mercedes, Caracas, Venezuela
Teléfono: (+58.212) 950.3231
E-Mail: educacion@sociedadanticancerosa.org
Diseño gráfico
realizado por:
Material
impreso: 
Desarrollado por:

Promoción y
juegos multimedia: