Necesidad de controlar bien la Diabetes
Inicio > Padres >

En el curso de los años, la presencia continua de glucosa alta en la sangre, puede dañar distintas partes del organismo. Estas partes son fundamentalmente: los riñones, los ojos, los nervios de las extremidades, el corazón y los vasos sanguíneos. Esto se puede evitar realizando el tratamiento de la diabetes correctamente basado en:
  • DIETA

  • EDUCACIÓN DIABETOLÓGICA

  • INSULINA

  • AUTOCONTROL CON LA AYUDA DE PADRES Y PERSONAS ENCARGADAS DEL NIÑO

  • EJERCICIO

RECOMENDACIONES

Para optimizar el efecto de la insulina y evitar hipoglucemias hay que adaptar los horarios de las comidas y los horarios de inyección, también hay que respetar los intervalos entre cada comida.

Programar el menú de cada día, seleccionando los alimentos que se van a consumir y repartiendo según sea el desayuno, comida, meriendas, cena, los alimentos que contienen Hidratos de Carbono en las cantidades adecuadas.

Si se va a hacer un esfuerzo físico superior al habitual, lo mejor es tomar un alimento rico en Hidratos de Carbono complementario, antes del ejercicio físico.


Alimentos

¿Cómo elegir los alimentos?
Lo primero que hay que remarcar es que la alimentación de las personas con diabetes no es sustancialmente diferente a la alimentación de la población en general. La mayoría de consejos son válidos para toda la familia. De todas las recomendaciones que aquí se mencionan sólo dos son especialmente para diabéticos.

Objetivo: el normopeso. Hay que llegar o mantener el peso normal.

Comer la cantidad de alimentos suficiente que garanticen la energía mínima necesaria.

El aceite de oliva debe usarse siempre para aliñar y guisar (en especial fritos).

Para cocinar, hay que disminuir o eliminar las grasas de origen animal (mantequilla, crema de leche, tocino...) Comer legumbres a menudo (lentejas, garbanzos, caraotas, guisantes...).

Cuando se come legumbres se puede suprimir la carne. Las verduras y hortalizas (crudas o guisadas) son muy aconsejables, consumir al menos dos platos al día.

Las carnes, pescados y huevos, son ricos en proteínas y también contienen grasas, pero no hidratos de carbono.

Las carnes, pescados y huevos, deben consumirse con moderación procurando que el pescado sea más frecuente que la carne.

Comer poco y a menudo. Varias veces al día evitando comidas abundantes.

Evitar los azúcares de absorción rápida porque elevan de forma brusca los niveles de glucosa en la sangre. (azúcar común)


El cuidado de la alimentación de la persona con diabetes forma parte de su tratamiento, por lo tanto no se puede hablar de tipos de alimentos y cantidades sin hablar también de actividad física, horarios habituales, medicamentos que toma, si padece o no otras enfermedades como colesterol o hipertensión... En definitiva, es un conjunto de factores que deben considerarse globalmente y que hacen que el diabético tenga una dieta única y personalizada. Cada persona debe confeccionar, con el nutricionista, el modelo dietético a seguir.



La sal está restringida en el caso de tener hipertensión arterial

Las grasas de origen animal lo están si se tiene el colesterol alto

Ni la sal, ni las grasas animales hacen subir el azúcar

Análisis en casa ¿Son importantes los análisis en casa?
En el caso de la diabetes, es una buena recomendación "hacerse amigo" de ella, ya que la condición de diabético es un acompañante para toda la vida.
Los padres o persona encargada del niño pueden realizarlo en cualquier momento del día, aportan información sobre la glucemia en el momento de la medición. Esta información permite actuar, aplicar las correcciones en la dieta, en la dosis de insulina, en el ejercicio que se propone realizar...

Es decir, pasar de la técnica del autoanálisis al verdadero CONTROL


El tratamiento
El tratamiento de la diabetes Tipo 1 en niños y jóvenes se acompaña de implicaciones tanto emocionales, como sociales y, por supuesto, médicas. Para la obtención de unos resultados adecuados el reto está en la labor educativa que realicen, en estrecha colaboración, padres y familiares, equipo de profesionales sanitarios y maestros.

La insulina
Se recomienda que su control sea intensivo, es muy importante evitar las hipoglucemias.

La escuela
La escuela, o el instituto, han de ser para el niño diabético igual que para cualquier otro de su edad. Puede quedarse a comer si la dieta es equilibrada y debe practicar las mismas actividades y ejercicios deportivos, siempre que profesores y responsables estén al corriente de su condición de diabético y sepan cómo evitar situaciones indeseables. Es fundamental que padres, equipo sanitario y profesores tengan frecuentes intercambios de información. Es importante que el niño con diabetes no se sienta "especial", ni se mantenga al margen, ni utilice la diabetes como excusa para huir de dificultades o actividades que no le gustan. Debe tener todas las facilidades para practicar sus análisis, comer, beber o frecuentar el baño.

La actitud
Hacerse adulto es también hacerse responsable. En el terreno de la responsabilidad los niños y niñas diabéticos les llevan ventaja a sus compañeros de su misma edad. Ellos han tenido que aprender a tomar decisiones cada día sobre sus análisis, la comida, la inyección de insulina, la dosis... Conocer a otros niños con diabetes (campamentos) pude ser un apoyo muy recomendable.

La investigación
La investigación que hoy está en marcha sobre las causas desencadenantes de la diabetes, la mejora y simplificación del tratamiento, ha de servir sin duda para beneficio de los niños y jóvenes que en pocos años serán adultos.

Ejercicio y diabetes Lo que se ha de saber para un buen control:


DIABETES Y EJERCICIO
El ejercicio físico es parte integral del tratamiento de la diabetes. Además de las ventajas que a corto plazo aporta su práctica (descenso de la glucemia, disminución de las necesidades de insulina....) es beneficioso también a largo plazo sobre el metabolismo lipídico, tensión arterial y actividad cardiaca, es decir mejora los factores de riesgo de arteriosclerosis.

El ejercicio puede ayudar a controlar el peso y a disminuir su nivel de azúcar en la sangre. También reduce el riesgo de enfermedad del corazón que es una condición frecuente en las personas que tienen diabetes. Además, el ejercicio puede ayudarlo a sentirse mejor y a mejorar su salud en general.

Consulte con el nutricionista sobre el tipo de ejercicio correcto para el niño. El tipo de ejercicio que puede hacer dependerá de la presencia de algún otro problema de salud. La mayoría de los médicos recomiendan el ejercicio aeróbico, que requiere una respiración más profunda y un mayor trabajo del corazón. Como ejemplos de ejercicio aeróbico podemos mencionar caminar, trotar, bailar aeróbicamente y montar en bicicleta. Si tiene problemas con los nervios de los pies o las piernas, posiblemente su médico le indique hacer ejercicios que no generen tensión en los pies. Estos ejercicios incluyen nadar, montar en bicicleta, remar o realizar ejercicios en una silla.

Sin importar qué clase de ejercicio haga, debe realizar un calentamiento antes de empezar y un enfriamiento cuando haya terminado. Para el calentamiento, haga de 5 a 10 minutos de ejercicios de baja intensidad, como por ejemplo caminar. Luego, estírese suavemente durante otros 5 a 10 minutos. Después del ejercicio, repita estos pasos para el enfriamiento.

Liana Andrea Izarra Avendaño.
Licda. en Nutrición y Dietética.
M.S.D.S 3406.
C.N.D.V 3566.
nutricion@sociedadanticancerosa.org



Inicio > Padres >   Ir al principio



 

Sociedad Anticancerosa de Venezuela - RIF: J-00056059-5
Calle Jalisco, entre ppal de Las Mercedes y calle La Cinta,
Edif. La Colonia, piso 1, Las Mercedes, Caracas, Venezuela
Teléfono: (+58.212) 950.3231
E-Mail: educacion@sociedadanticancerosa.org
Diseño gráfico
realizado por:
Material
impreso: 
Desarrollado por:

Promoción y
juegos multimedia: